» » ¿Cuándo necesito instaladores de gas natural?

¿Cuándo necesito instaladores de gas natural?

CasasPrefabricadas 18 de agosto del 2015 General No hay comentarios

imagen gas natural en la cocina

Hay mil razones para necesitar los servicios de instaladores de gas natural. La más evidente es cuando se hace una instalación nueva en una vivienda o cuando cambia el suministro de energía. En estos casos no solo es necesario el trabajo de instalación, sino que además la normativa exige una serie de documentos y dictámenes que solo puede realizar un profesional debidamente acreditado y autorizado para ello.

Otra de las razones más habituales para requerir un instalador es la realización de las revisiones obligatorias a las que se debe someter periódicamente, tanto la instalación de gas natural como la caldera. En el primer caso, las revisiones son obligatorias cada cinco años y de ellas se encarga la compañía suministradora. En el segundo caso, es el usuario quien debe contratar los servicios de un profesional que se encargue de la revisión anual de la caldera.

Pero aún hay otra razón de peso por la que conviene tener siempre a mano el contacto de un instalador profesional. Hay averías que solo pueden reparar instaladores autorizados por industria, averías relacionadas con el mal estado de la instalación, defectos de funcionamiento o deficiencias potencialmente peligrosas. En estos casos una inspección puede proceder al precinto de la instalación y no levantarlo hasta no tener un documento acreditativo de que el defecto ha sido reparado por una persona autorizada debidamente para ello.

¿Merece la pena el gas natural?

Siempre. El gas natural ofrece múltiples ventajas. Una de ellas es la comodidad. El suministro llega de forma continua a cada inmueble, solo hay que conectar la instalación para olvidarse de rellenar tanques de combustible o cambiar bombonas.

Otra gran ventaja es la facilidad con la que se puede hacer el cambio a este tipo de energía, cuando ya se tiene una instalación, por ejemplo, de propano o butano. Es tan sencillo como cambiar unas pequeñas piezas de la caldera que instaladores de gas natural pueden hacer en apenas unos minutos. El resto de la instalación y de los equipos se puede aprovechar.

Y la gran ventaja, la que acaba de convencer es el precio. El gas natural es un combustible eficiente y más barato que otros. Una razón de peso para perder un poco de tiempo y hacer cuentas. Aunque sea necesario hacer una nueva instalación, a la larga, el gas natural compensa. Solo hay que confiar en el buen criterio de especialistas que diseñen una buena instalación y aconsejen una caldera adecuada.

Imagen: stevepb, Pixabay

CasasPrefabricadas

Deja tu comentario

  • Nombre:
    E-mail:
    URL: (Opcional)

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar